Feria Internacional de Turismo de Madrid

Disfrutar de un crucero entre los glaciares de la Patagonia ha sido, entre otras muchas, una de las propuestas más exóticas de Fitur 2008


Por Francisco Gavilán

La vigésima octava edición de Fitur ha batido todos los récords en cuanto a crecimiento (11% con respecto al 2007), número de expositores directos (880), países (172), visitantes (250.000), y superficie utilizada (200.000 m2). Santo Tomé y Príncipe, Bután, Madagascar y Groenlandia se han estrenado este año en la Feria. La recién pasada edición ha vuelto a poner de manifiesto el esfuerzo de empresas en su puesta en escena para mostrar sus mejores propuestas. El extraordinario auge que el sector de cruceros está experimentando en los últimos años, por ejemplo, ha producido importantes novedades y exóticas propuestas.


Entre otras, cabe destacar la de los Cruceros Australis, la compañía que recorre la Patagonia, partiendo de Ushuaia (Argentina) o Punta Arenas (Chile) hasta el mítico Cabo de Hornos. Esta naviera anunció en Fitur que incrementa sus servicios con un nuevo barco, que se viene a sumar a los dos ya existentes, el Via Australis y el Mare Australis. El nuevo buque tiene una capacidad de 100 cabinas y 200 pasajeros. La Patagonia es un paisaje de ilimitada naturaleza donde se mezclan bosques nativos, fauna y laberintos de hielos milenarios. Su belleza sobrecoge y despierta unas sensaciones nunca antes experimentadas que convierten este crucero en una aventura inolvidable (en donde, por cierto, también se disfruta de excelente cocina chilena, argentina e internacional). Una vez que la nave ha partido, el blanco inunda todo el paisaje. Las montañas de hielo forman un escenario espectacular, ante cuya visión el viajero se siente un ser privilegiado…


Fauna salvaje y glaciares


Con las primeras luces del alba, la navegación continúa hasta llegar a las inmediaciones del Glaciar Marinelli en la Bahía Ainsworth. Desde allí se emprende una caminata para descubrir un dique de castores en un maravilloso bosque. Cuando aparece la fauna patagónica, el paisaje redobla su belleza. Embarcando en zodiac, se avistan en este sector grandes colonias de pingüinos, elefantes y lobos marinos, focas, y ballenas, pudiendo desembarcar y caminar hacia el glaciar. En las siguientes jornadas se navega por la vía principal del Canal Beagle para entrar en Bahía Pía y desembarcar cerca de su glaciar, para iniciar una excursión hacia un mirador que ofrece excelentes condiciones para la observación del cordón montañoso, donde se origina el glaciar y todo su desplazamiento hasta caer al mar.

Viaje al Fin del Mundo


En las siguientes jornadas, el crucero sigue navegando por la “Avenida de los Glaciares: España, Romanche, Alemania, Italia, Francia y Holanda, para adentrarse por los canales de Beagle y Murria hasta arribar al Parque Nacional de Cabo de Hornos, donde se desciende si el tiempo lo permite. El Cabo de Hornos es un promontorio casi vertical de 425 metros de altura, conocido como el Fin del Mundo. Desembarcar aquí es un privilegio. La UNESCO lo declaró Reserva de la Biosfera en 2005. Más tarde, se desembarca en Bahía Wulaia, y, a través del bosque magallánico se pueden observar cohiues, canelos y helechos, entre otras especies. Finalmente, se arriba a Ushuaia, la ciudad más austral del mundo, donde se visita la ciudad y los parques nacionales.

www.franciscogavilan.net. Más info: Cruceros Australis: www.australis.com


__________________________________________________________________________________________________________________________________

Resolución óptima de 1024 x 768 px l Villanueva, 35-37 (sede Gacetas Locales) 28001 Madrid l © Ampet 2008