GEORGIA
La hermosa diversidad del Cáucaso

Por Francisco Gavilán
Fotos: Francisco Gavilán y Departamento de Turismo de Georgia


Magnéticas. Hipnóticas. Emotivas. Rítmicas. Si quieres sentir al unísono todas esas sensaciones viaja a Georgia. El “Erisioni”, un conjunto de danzantes de la Academia Nacional Ensemble te las hará experimentar. Bailan a un ritmo diabólicamente electrizante y estéticamente hermoso. Y, aunque sólo sea por contemplar el insuperable espectáculo que habitualmente brindan estos artistas ya merece la pena visitar Tbilisi, su capital, cometerías un sacrilegio imperdonable no conocer el resto del pequeño gran país georgiano.
Regalo de los dioses
Georgia será una agradable sorpresa para los españoles que aún no hayan viajado allí. No sólo porque, curiosamente, ambos países se denominaron igual en la antigüedad (Iberia), sino porque este territorio tiene tanto que ofrecer al visitante que, éste, necesariamente, ha de elegir entre sus múltiples opciones, aquéllas que más convengan a sus intereses. Desde su independencia en 1991, Georgia es un importante destino para los aventureros, los amantes de la naturaleza, el arte y la cultura, o para los que, simplemente, desean pasar unas tranquilas vacaciones estivales en las playas del Mar Negro, o, invernales, en sus bien equipadas estaciones de esquí. Todo visitante es bienvenido a Georgia. Tan es así, que a Mikhail Saakashvili, Presidente de la nación, le gusta evocar una frase del arqueólogo francés Barón de Baye en la que califica a los georgianos como “gente que cree que sus invitados son siempre un regalo de los dioses”. No en balde, al calor de la tradicional hospitalidad georgiana, encontraron su inspiración artistas e intelectuales como Alejandro Dumas, Pushkin, Tchaikovsky, y George Gurdjieff, entre otros.

Tbilisi, una vieja y moderna capital

Perderse en el casco viejo de Tbilisi es una de las más placenteras experiencias por las que puede pasar el viajero. Descubrir los pequeños cafetines, las panaderías típicas, las galerías de arte, las tiendas de coloristas alfombras, así como las iglesias, mezquitas y sinagogas constituye un regalo para los sentidos. Por otro lado, la armoniosa mezcla arquitectónica refleja la diversidad étnica que, a través de los siglos, ha albergado la ciudad. De hecho, en esta área histórica se pueden diferenciar claramente los barrios judío, azeri y armenio. Si, además, quieres extasiarte con una espectacular panorámica general de la ciudad, haz un pequeño esfuerzo y asciende hasta el cerro de la Fortaleza Narikala, donde también se encuentra el Jardín Botánico.

Descubrir los pequeños cafetines, las panaderías típicas, las galerías de arte, las tiendas de coloristas alfombras, así como las iglesias, mezquitas y sinagogas constituye un regalo para los sentidos



La Tbilisi moderna y dinámica

Desde la amplia Plaza de la Libertad se accede a una de las principales arterias urbanas: la avenida Rustaveli. En su entorno pueden apreciarse los imponentes edificios del Parlamento, el Teatro de la Ópera, la Catedral, los soberbios monumentos de la época socialista, así como los de la del Art Noveau. Pero para quienes se inclinen por otro tipo de “monumentos”, comprobarán que en las amplias avenidas de la capital también se ubican las tiendas más “in”, los restaurantes de moda, pubs, clubes, etc.
En cuanto a museos, Tbilisi cuenta con un buen número de ellos. Destacan por su importancia, el Museo Nacional, que exhibe los principales tesoros de su pasada historia; El de Janashia, donde se pueden admirar las colecciones de cerámica, numismática, armas, alfombras, etc., tanto caucásicas como de otros países; El de Bellas Artes, con piezas maestras de la época medieval y de los más famosos pintores georgianos. Sin olvidar el Etnográfico, el de Historia y el Arqueológico.



La sorpresa de descubrir Georgia
Georgia es mucho más que Tbilisi. Posee una gran diversidad paisajística y monumental. Es paradójico encontrar tanta variedad en un país relativamente pequeño. Por poner un ejemplo, uno puede disfrutar por la mañana de la temperatura mediterránea en las costas del Mar Negro y por la tarde esquiar en Gudauri. O visitar algunos de sus cinco Parques Nacionales (Borjomi, Kharagauli, Colhetian, Tusheti y Daghestan). Y, entre las distintas excursiones que pueden realizarse por el interior de Georgia, cabe destacar las antiguas cuevas naturales en Uplistsikhe, el maravilloso enclave donde se halla el Monasterio de Jvari, así como las interesante ciudades de Mtskheta, Gareja, Signaghi o Telavi, donde, curiosamente, el visitante puede alojarse en casas típicas de familia con las que comparte no sólo la experiencia de convivir con ellas, sino la oportunidad de degustar su excelente cocina y catar los prestigioso vinos georgianos.
www.franciscogavilan.net

DATOS DE INTERÉS
Cómo ir: Austrian Air Lines vuela a Tbilisi con escala en Viena. Tel. +995 32/774506
Dónde alojarse: Hotel Kopala, 8/10 Chekhov str. Tbilisi; www.kopala.ge; Hotel Marrito, 13 Rustaveli Av., Tbilisi Tel. +995 32 779200; en Gudauri: Gudari Sport Hotel, Tel. +995 32 20 29 00 www.gudauri.ge;
Dónde comer: En Tbilisi: Metekhis Chrdilshi, Tel.+995 32 77 9383; Mukhrantubani, Tel. +995 32 99 74 74; Tamada Restaurant: Tel. +995 32 79 19 19; Kopala Restaurant. Tel. *995 32 77 55 20; en Mtskheta: Salobie, Tel. +995 99 55 72 77
Qué comprar: Souvenirs; Iconos, Alfrombras, Bisutería, Vodka, Tabaco, etc.
volver a inicio

______________________________________________________________________________________________

Resolución óptima de 1024 x 768 px l Villanueva, 35-37 (sede Gacetas Locales) 28001 Madrid l © Ampet 2007